Alcachofa

Alcachofa

La Alcachofa posee un gran contenido de agua y nutrientes como los azúcares (hidratos de carbono) en forma de fibra e inulina. La fibra tiene efecto saciante y favorece el tránsito intestinal, mientras que la inulina es un azúcar no digerible que contribuye a la reducción del riesgo de enfermedades degenerativas como diabetes, obesidad, osteoporosis y cáncer. Es una hortaliza tan deliciosa como versátil. Sus hojas contienen todo un tesoro de vitaminas, antioxidantes y minerales. Esta hortaliza es un regalo para nuestra salud, que ha sido considerada desde siempre como un aliado para nuestro organismo. De ahí que durante la Edad Media, por ejemplo, fuera uno de los alimentos más caros que existían y uno de los más sabrosos.

Nosotros, como peruanos, tenemos la oportunidad de tener esta hortaliza al alcance de nuestras manos, ya que Perú la produce y exporta, así como muchos otros alimentos. Es más, el año pasado, nuestro país se posicionó como el tercer país exportador de alcachofas en conserva en el mundo, junto a países como China y Francia.

Origen

La alcachofa es una planta originaria del norte de África y del sur de Europa, cuyo cultivo se hizo más extenso en el siglo XV y fue ampliamente consumida en los países europeos que estaban cerca al mar Mediterráneo, sobre todo en Italia. Cuenta la historia que la flor tierna y sin abrir de la alcachofa era consumida por Catalina de Medicis en su Francia natal y que fue ella quien introdujo esta planta a Francia. Esta planta se cultiva en climas cálidos en muchas partes del mundo, el cultivo de la especie relacionada (Cynara scolymus) «domesticada» por el hombre, se extendió por el Mediterráneo y es la que se usa con fines terapéuticos. Existen referencias de su uso y consumo como alimento y como remedio de salud en muchos pueblos clásicos, incluso desde los egipcios. Desde la antigüedad se han atribuido a la alcachofa numerosas virtudes asociadas principalmente a beneficios sobre el sistema digestivo.

La alcachofa llega al Perú y al resto del continente a través de los colonos españoles y franceses afincados en América. En nuestro país, este cultivo adquiere mayor notoriedad durante la década del noventa. En la actualidad, la alcachofa es uno de los productos de exportación más importantes del Perú.

Descripción

– Tipo: La alcachofa es una herbácea perenne de hasta 1 m de alto y 4 m de envergadura, con tallos gruesos, erguidos, acanalados y ramificados.

– Raíces: Posee un sistema radicular muy eficiente que facilita la acumulación de reservas, permitiendo su adaptación a una gran variedad de suelos.

– Hojas: Grandes, largas y pubescentes, de hasta 90 cm de largo, de color verde claro en el haz y con ciertas fibrillas blanquecinas en el envés, que le dan un aspecto pálido. La nervadura central de las hojas es muy marcada y el limbo se divide en lóbulos laterales.

– Flores: Gruesas, de tipo terminal, cubiertas por brácteas coriáceas o escamas membranosas, en cuya base se encuentra la parte tierna, carnosa y comestible de la planta.

– Frutos: Secos, de forma oblonga, color grisáceo, con un apéndice de pelos o filamentos que coronan los frutos y un peso aproximado de 600 gr.

Tipos

Blanca
A pesar de lo que su nombre pueda indicar, estas variedades son de color verde. Se trata de la más cultivada, y cuenta con Denominación de Origen e Indicación Geográfica Protegida en los municipios de Tudela y Benicarló. Son de forma ovalada y alargada, con las capas firmes y verdes, y de tamaño pequeño.

Violeta
No se encuentran fácilmente en España. Se suelen consumir en países como Italia y Francia. Tienen forma de cono y, como su nombre indica, tienen las hojas de color violáceo. La variedad Violeta de Provenza es la más popular. Otras variedades conocidas son la Monquelina y la Morada Mallorquina, ambas de gran sabor, la Macau o la Violeta de Palermo.

Híbrida
Tienen forma redonda y algunas pinceladas moradas en las hojas. Se recogen en verano y su tamaño puede ser tanto grande como pequeño.

Propiedades

La alcachofa es una de las fuentes vegetales más ricas en calcio, hierro, magnesio y potasio. También contiene fibra y cinarina, un compuesto que se compone por estimular el funcionamiento del hígado. Ya sea que estés buscando controlar tu peso corporal, disminuir la ingesta de sodio o limitar las grasas, esta hortaliza puede ayudarte a lograrlo. Una alcachofa mediana proporciona 60 calorías y es un alimento con menos de 1 gr de grasa. Por lo tanto esta planta es un alimento libre de colesterol y bajo en sodio. Otras propiedades que convierten a la alcachofa en un alimento muy saludable incluyen:

– Buena fuente de vitamina C y ácido fólico. Una alcachofa mediana provee el 10% de vitamina C y el 27% de acido fólico que necesita el cuerpo.
– Baja en calorías y en índice glucémico, por lo que es excelente para personas que están tratando de perder peso.
– Estas hortalizas contienen los fitonutrientes cinarina y silimarina, dos antioxidantes que promueven la producción de bilis y fortalecen el hígado.
– Las alcachofas pueden ser una de las mayores fuentes de antioxidantes en la dieta.

Beneficios

1. Maravillosas propiedades digestivas: estas propiedades hacen de la alcachofa, el alimento ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.

2. Reduce los triglicéridos en la sangre: debido a esto, la alcachofa es realmente valiosa para combatir el colesterol.

3. Ayuda a regular el estreñimiento y la diarrea.

4. Alivia la acidez: uno de los beneficios de la alcachofa es aliviar los problemas de acidez, eliminado también dolores, distensiones, molestias. entre otros malestares.

5. Disminuye la grasa de nuestro cuerpo: gracias a sus beneficios para reducir el colesterol, las alcachofas son las mejores aliadas para mejorar los problemas de ateriosclerosis y la presión alta.

6. Ayuda a nuestro hígado: sus principios para ayudar a nuestro estómago y ayudar a realizar la digestión, permite que la alcachofa sea perfecta para eliminar le flujo de la bilis.

7. Controla el apetito: la alcachofa se incluye en las dietas. Esto es debido a que poseen fibras vegetales, las cuales controlan nuestro apetito, mediante la absorción del agua que hay en nuestro estómago, lo que nos da la sensación de saciedad.

8. Aporta una infinidad de vitaminas y minerales: la alcachofa contiene magnesio, potasio, sodio, hierro, vitamina A, vitaminas B, las cuales transforman el azúcar en energía. Sin duda, la alcachofa es una hortaliza más que básica para nuestra dieta diaria.

9. Dispone de cualidades diuréticas: puede eliminar la retención de líquidos en nuestro cuerpo, así como las toxinas. Es ideal para combatir problemas de gota, artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios y para reducir grasas, en caso de obesidad.